mazochungo.net

 

 


Televisión, electrónica y audiovisuales

  • Glosario digital (PDF).

  • Pequeña historia de la  televisión en España.

  • La bola del mundo (Navacerrada) no emitirá TDT.

  • Historia de una antena.

  • El multimedios de Silvio Berlusconi (enlace externo).

  • Frecuencias y estaciones de TV analógica en España.

  • Frecuencias y estaciones de TDT en España.

  • Tabla de correspondencias "canal radioeléctrico - frecuencia".

  • Las inmensas antenas de TV de Las Rozas de Madrid.

  • Las inmensas antenas de RNE de Las Rozas de Madrid.

  • Cómo seguir viendo Castilla-La Mancha TV en la Comunidad de Madrid.

  • La TDT obsoleta.

  • Sintonías y fragmentos de programas televisivos antiguos.

  • Cálculo automático de perfiles topográficos en Google Maps.

  • Cámaras de vídeo digitales: ¿qué formato elijo?

  • Coordenadas de repetidores

  •  

     

     

     

     
    "La bola del mundo" no emitirá la TDT
    Televisión Digital Terrestre en la Comunidad de Madrid
     

    Este artículo es de 2007.
    Para una nueva reflexión (abril de 2010) sobre este mismo tema, pincha en
    Navacerrada, no te apagues.


    En el verano de 2006, alguien preguntaba en los foros de UniversoTV por la fecha en que se produciría el "encendido digital" del centro emisor de La bola del mundo, situado en Navacerrada (el más antiguo de España), pues una nada despreciable parte de la Comunidad de Madrid continuaba sin cobertura digital. La respuesta, pronunciada por el propio administrador del foro (Decoded) era contundente: La bola del mundo no emitirá la TDT. No está planificado y, de hecho, el futuro de esta estación es bastante incierto.

    La verdad es que el relanzamiento oficial de la TDT tuvo lugar en noviembre de 2005. Si La bola del mundo fuera a emitir este servicio, parece lógico que ya lo hubiera empezado a hacer (como sí ha ocurrido con los demás emisores principales de la Comunidad de Madrid: Móstoles, Collado Villaba y Torrespaña y los reemisores de Plaza de España y Plaza de Castilla). El hecho de que no lo esté haciendo aún sugería que Decoded tuviera toda la razón.

    Por si acaso, me permití contactar con Retevisión, los responsables del transporte de la señal; ellos mismos me confirmaron mis temores. No hay planificación de emitir la TDT desde La bola del mundo, emisor que, por cierto, a día de hoy sólo emite la señal analógica de TVE, Telemadrid y Castilla La Mancha TV (eso sí, con una potencia muy alta; su ámbito de cobertura es enorme).

    Vista del Alto de Guarramillas, junto al Puerto de Navacerrada. En él están instaladas las antenas de La bola del mundo.
    Fuente: Wikipedia.

    Evidentemente, este panorama me pareció bastante desolador e inexplicable, fundamentalmente porque en donde yo vivo (Las Rozas, a escasos 20 km de Madrid centro) hay zonas donde la señal de Torrespaña llega muy deteriorada, mientras que La bola del mundo (que queda más lejos que Torrespaña) la recibo a la perfección, pues veo las antenas desde la ventana, gracias a la altísima cota a la que está situada.

    POSIBLES EXPLICACIONES

    Desde Retevisión, la única información que se viene dando es la de que "la cobertura de la TDT es del 80% de la población a fecha 31 de diciembre de 2005 y será del 90% antes del 31 de diciembre de 2008, y del 95-98% de la población antes del 3 de abril de 2010", lo cual es casi como no decir nada, pues, según se me indicó, aún no hay establecido un plan claro referente a qué nuevas estaciones difundirán la señal de la TDT. Es decir, ahora que están "encendidos" los grandes emisores primarios de cada provincia (salvo algunas excepciones, por lo que veo), toca sentarse a negociar con cadenas y ayuntamientos para empezar a encender los pequeños repetidores municipales de los que está plagada España. Además, según Retevisión, no necesariamente todos los pequeños repetidores actuales se usarán para la TDT. Todo depende de esas negociaciones y de las experiencias de recepción que se vayan observando. Además, a mí personalmente me intriga saber si estoy dentro de ese 80% de cobertura actual o no, pues, según la web www.tdt.es, el término municipal de Las Rozas tiene cobertura "perfecta" desde Torrespaña (nada más lejos de la realidad).

    Lo cierto es que ahora, en septiembre de 2009, la cobertura de la TDT en la Comunidad de Madrid roza el 100% de la población. Para ello, se ha desplegado una infinidad de reemisores a lo largo de toda la orografía de la región. Muchos de estos reemisores ya venían emitiendo en analógico la señal de las cadenas privadas, por lo que "simplemente" ha sido necesario adaptarlos para emitir también en digital (tanto la señal de las cadenas privadas como la de las públicas). Pero lo cierto es que semejante despliegue de emisores de baja potencia no deja de ser un cúmulo de riesgos: evidentemente, las posibilidades de averías en unos 50 repetidores son mayores que si sólo hubiera tres o cuatro de alta potencia, convenientemente situados y con su personal permanente de mantenimiento. Además, al tratarse de redes isofrecuencia (todos los repetidores emiten lo mismo en la misma frecuencia, por lo que no es necesario resintonizar el televisor cuando reorientas tu antena), existe la necesidad de que todos los repetidores estén sincronizados y emitan al mismo tiempo. Y consultando los foros de Internet se puede constatar rápidamente que no son pocos los casos de repetidores mal sincronizados o que de repente se desincronizan, impidiendo la recepción a todo aquel que reciba la señal de más de uno simultáneamente. Evidentemente, cuantos más repetidores se despliegan en una misma zona, el riesgo de que esto ocurra aumenta. Y el gasto energético y económico, también.

    Los beneficios de minar el territorio con pequeños repetidores

    Cabe preguntarse una cosa: ¿por qué motivo, en lugar de adaptar decenas y decenas de pequeños repetidores, no se instalan nuevos "grandes emisores", sin prejuicio de que en algunas zonas sí se haga inevitable la instalación de algún pequeño repetidor?

    Sucede que a las cadenas se les exige un 95% de población cubierta, pero el 5% restante es competencia de las propias administraciones. En el caso de Madrid, la propia Comunidad de Madrid, en parte gracias a las ayudas ofrecidas por el Estado, financió la adaptación a la TDT de numerosos repetidores, para garantizar una cobertura del 99,9%. Pero, ¿por qué, en lugar de sentarse a negociar con la infinidad de ayuntamientos y con las Comunidades y, por supuesto, con las cadenas de TV, no se deciden a emitir la señal de la TDT desde Navacerrada, con lo que se cubriría a infinidad de municipios y se evitaría adaptar todos esos repetidores? Se me ocurre la maliciosa idea (y especialmente desde que Retevisión es una empresa privada) de que los beneficios que Retevisión puede percibir vendiendo sus servicios a toda esa infinidad de ayuntamientos y a las propias cadenas sean mucho más elevados disponiendo una red de infinidad de pequeños repetidores que limitándose a emitir desde Navacerrada, que, además, se encuentra "en terreno de nadie" y que, por otro lado, fue instalado por la propia TVE hace la torta de años, sin cobrar (estaría bueno) a ayuntamientos ni a cadenas de TV por ello.

    El problema de Torrespaña es que, pese a su enorme potencia, está situado en una de las cotas más bajas de la provincia, de tal manera que su señal, en cuanto aparece un pequeño obstáculo, se llena de rebotes y se hace completamente inservible. La Comunidad de Madrid está llena de pequeñas zonas donde la señal de Torrespaña llega llena de rebotes (pero no necesariamente débil), por lo que se hizo necesario instalar pequeños repetidores de baja potencia para las cadenas privadas (las públicas solían llegar sin problemas desde Navacerrada). Incluso en la propia ciudad de Madrid existen en la actualidad varios reemisores de apoyo (Plaza de España, Plaza de Castilla y Ginzo de Limia) para suplir las deficiencias de la cobertura ofrecida por Torrespaña.


    Vista de Torrespaña, ubicada en la calle O'Donnell
    Fuente: Wikipedia
    Distancia máxima entre estaciones

    No obstante, también es cierto que la TDT exige que, para que dos estaciones puedan emitir las mismas cadenas en las mismas frecuencias, exista una distancia entre ellas menor de 70 km. Es decir, a alguien que vive a mitad de camino entre dos emisores que transportan la misma señal en las mismas frecuencias, le llegará antes la señal del emisor que esté más cerca y para que esta situación no corrompa la señal ni provoque interferencias, el estándar de la TDT está diseñado de tal manera que ese desfase no puede superar una determinada cantidad; concretamente, la zona de cobertura común por parte de ambas estaciones no puede superar los 70 km de diámetro para que los puntos intermedios (que se hallarán bajo cobertura de ambas) reciban la señal correctamente. Y es más, el hecho de vivir a mitad de camino entre dos estaciones digitales que emiten lo mismo en la misma frecuencia puede resultar incluso beneficioso para la recepción. No obstante, en algunos casos, a base de ajustar los instantes de emisión de cada repetidor, se han conseguido superar los 80 Km de radio sin causar problemas.

    El caso es que algunas voces apuntan a que La bola del mundo no podría emitir la TDT porque, dada su altura y su potencia, podría provocar interferencias en la señal de Torrespaña en puntos que reciban cobertura de Torrespaña pero estén a más de 80 km de Navacerrada. Pero, según tengo entendido (tengo que reconocer que hay quien me lo ha desmentido, pero no tuve ocasión de comprobarlo personalmente; simplemente me remito a las referencias que encontré en la prensa del sector), la ya desaparecida operadora digital Quiero TV emitía EN LAS MISMAS FRECUENCIAS tanto desde Torrespaña como desde Navacerrada (también lo hacía desde Móstoles, Villalba, Plaza de Castilla y Plaza de España; con eso cubría prácticamente toda la Comunidad de Madrid) y no se detectaron problemas. Y en tercer lugar, en el caso de que efectivamente pudieran surgir problemas de interferencia, bastaría con que Navacerrada emitiera en frecuencias diferentes a las de Torrespaña. Y si bien en Madrid es francamente difícil encontrar huecos libres en la banda UHF para intercalar esas emisiones, todo pasaría por exigir a las cadenas ilegales que "se busquen" otra frecuencia y dejen libres las que hagan falta, tal y como se hizo cuando se planificó la TDT (incluida la TDT local) para la Comunidad de Madrid. No obstante, como digo, muy probablemente Navacerrada podría emitir en las mismas frecuencias que Torrespaña, independientemente de que para ello hubiera que ajustar su potencia para que su radio de cobertura no interfiriera con el de cualquier otro emisor de las provincias colindantes ni con Torrespaña. O bien, se podría emitir desde Navacerrada al menos la señal de las cadenas públicas (como hasta ahora en analógico), pues éstas sólo emiten en isofrecuencia para cada provincia / Comunidad, de tal manera que los problemas de sincronización serían mucho menores que en el caso de las cadenas privadas (que emiten en la misma frecuencia en todo el país). Así, de paso, se podrían seguir viendo Telemadrid y Castilla-La Mancha TV a ambos lados de la cordillera central, como viene ocurriendo en analógico.

    El coste del mantenimiento de La bola del mundo

    Sí es razonable pensar que el mantenimiento de la estación de Navacerrada, situada a una cota muy elevada y envuelta en unas condiciones climáticas que dificultan toda labor de mantenimiento, es un punto en su contra. Construida en 1959, dio un empujón sin precedentes a la cobertura de TVE, posibilitando el enlace por vía terrestre entre estaciones muy distantes. A este respecto, es interesante el siguiente artículo (fuente: Diario El País):

    Los técnicos de Navacerrada trabajan un día entero y libran seis

    La historia diaria de este repetidor comienza todos los días a las diez de la mañana en la madrileña plaza de España. Un todoterreno recoge a los trabajadores y los traslada hasta el puerto. "Justo hasta donde la nieve lo permite", señalan. Desde allí son transportados en un vehículo oruga hasta la Bola. En invierno, cuando la nieve cubre las cimas más altas, el trayecto entre el puerto de Navacerrada y la Bola puede durar más de dos horas. Los vehículos llevan gasóleo especial que soporta temperaturas bajo cero. "Las parafinas de los gasóleos normales se congelan", recuerdan. "El transporte es peligroso. Las cadenas resbalan en el hielo y en varias ocasiones hemos estado a punto de caernos por los barrancos. Esto tiene poca solución", dice el director.

    Los empleados hacen turnos de 24 horas. Trabajan un día y libran seis. Pero no siempre. "Varias veces nos hemos quedado aislados y hemos tenido que aguantar hasta tres días consecutivos sin relevos", dice Joaquín Román Pérez. El centro emisor de la Bola fue inaugurado en 1959. Se diseñó como una pequeña estación ártica para que sus moradores pudieran soportar durísimas condiciones meteorológicas. Es frecuente que los trabajadores queden aislados dos o tres días consecutivos a causa de la nevadas. Se han llegado a registrar temperaturas de 20 grados bajo cero y vientos de hasta 190 kilómetros por hora. La nieve ha llegado, en ocasiones, a cubrir por completo el edificio. Los trabajadores relatan que en más de una ocasión la máquina quitanieves ha pasado por encima del centro sin verlo.

    Del nacimiento del río El centro emisor de Navacerrada posee su propio sistema de abastecimiento de agua. Tres tuberías la toman del nacimiento del Manzanares, ubicado a 300 metros de las instalaciones. Los residuos que genera los depura antes de lanzarlos a un pozo negro. Posee dos líneas de alta tensión, tina en exclusiva desde Villalba. El centro nunca puede quedarse sin energía. Incluso, tiene su propio equipo electrógeno de 1.200 kilovatios de potencia.

    Las instalaciones están compuestas por un gran edificio, donde se ubican las antenas, habitaciones, cocinas, almacenes, el centro de control y las denominadas alas del ministro (en recuerdo del ministro franquista Arias Salgado, que subía a las instalaciones para controlar su funcionamiento y que vivía en esta zona) y el ala del director general (directivo que seguía indefectiblemente a su superior). Actualmente, en el ala del ministro, cuyas paredes están recubiertas de maderas nobles y donde todavía se guardan los muebles originales de la época, se mantiene aún una fotografía en la que aparece el general Franco con una escopeta en la mano y rodeado de cabras tiroteadas en la sierra de Gredos. "Es parte de la historia. No lo vamos a tirar", parecía justificarse Joaquín Román Pérez, director de este centro. En otra de las edificaciones del emisor de Navacerrada se levantan las estancias de los guardias civiles que lo vigilan. Todas los edificios están conectados por pasillos subterráneos para que los trabajadores no tengan que salir al exterior más que en casos extremos. Su perímetro está rodeado por una valla.

    Mario Morales, trabajador de este dentro desde hace 36 años, recuerda que "Mariano Medina [famoso hombre del tiempo de Televisión Española] intentó montar aquí en los años sesenta un centro meteorológico". "Pensaba que se daban unas condiciones muy buenas. Intentamos convencerle de que esto no era lugar propicio. No nos hizo caso. Al día siguiente, el viento arrancó los aparatos, que acabaron en Manzanares el Real", se ríe.Las bajas temperaturas han obligado a meter en el interior las antenas de transmisión. Los trabajadores recuerdan: "Antes estaban fuera, pero se llenaban de hielo y había que picarlo. Ahora están a cubierto, pero las paredes del edificio también se congelan y tenemos que salir con martillos para quitar el hielo. Si no, las señales se debilitarían". El viento es otro gran enemigo de esta estación, arrancó en tres ocasiones la antena, de 65 metros. Tuvo que ser recubierta por una caperuza (radoma) de fibra de vidrio.

    TORRESPAÑA, AYER Y HOY

    Lo cierto es que Torrespaña se construyó en 1982 para facilitar el suministro de las señales del Mundial de Fútbol por parte de RTVE y para intensificar la cobertura televisiva en algunas zonas del sur de Madrid, donde la señal de La bola del mundo y del Paseo de la Habana (hacia donde se orientaban por aquel todas las antenas) llegaba con dificultad a causa de los edificios altos.

    Sin embargo, una mayoría aplastante de antenas de Madrid y alrededores (más las de la zona sur) se fueron orientando (en especial, a medida que la infinidad de antenas individuales de las azoteas de los edificios de Madrid se fueron sustituyendo por antenas colectivas y a medida que el UHF se terminaba de implantar) directamente hacia Torrespaña, ocupando así este emisor un primer plano en el panorama de la difusión de la señal entre los madrileños. Por supuesto, cuando apareció la televisión autonómica (en 1989), Telemadrid, ésta empezó sus emisiones desde Torrespaña y de hecho se pedía a los madrileños que reorientaran hacia allá sus antenas. A propósito de esto, el diario El País publicaba en su momento la siguiente noticia:

    La televisión regional emitirá la carta de ajuste antes de que finalice enero

    La televisión autonómica comenzará a emitir la carta de ajuste antes de que finalice enero. Un 6% de las antenas instaladas en la región deberán reorientarse para poder captar las emisiones de Radio Televisión Madrid (RTVM), que se iniciarán en período de pruebas el 1 de abril desde Torrespaña.

    Esta revisión, según el presidente del Consejo de Administración de RTVM, supondrá un coste medio de 15.000 a 20.000 pesetas. Empresas instaladoras consultadas por este diario señalaron, sin embargo, que el coste del ajuste de los aparatos receptores podría alcanzar hasta las 70.000 pesetas para una comunidad con 20 vecinos. Para aquellas viviendas que dispongan de una antena individual, caso habitual en el centro histórico de la ciudad y en las poblaciones rurales de la región, el coste podría cifrarse en unas 20.000 pesetas.

    Jesús Arilla, presidente de RTVM, anunció ayer que en las próximas semanas comenzará a emitirse la carta de ajuste para que los técnicos puedan reorientar las antenas y ajustar la recepción de la señal hacia la emisión procedente de Torrespaña. Las antenas que estén dirigidas en la actualidad hacia los emisores situados en la Bola del Mundo (Navacerrada) y en las instalaciones del paseo de La Habana deberán ser adaptadas para poder captar la emisión de Radio Televisión Madrid. A tal efecto, Arilla anunció el próximo inicio de una campaña publicitaria para dar a conocer a los ciudadanos la conveniencia de reajustar los aparatos receptores.

    El director de RTVM, Pedro Erquicia, ultima con su equipo la programación de la televisión autonómica, que será presentada la semana próxima a los responsables del ente. Según el presidente del consejo de administración, las grandes líneas de esta programación apuestan por una televisión regional "competitiva", que incluya una oferta amplia de programas informativos, de entretenimiento y retransmisiones deportivas.Respecto a la transformación del teatro Espronceda en estudio para las producciones de RTVM, Jesús Arilla manifestó ayer que ha sido una iniciativa de la agencia Efe -a quien el ente regional ha alquilado sus estudios hasta que se construya su sede definitiva-, como principal interesada en dotar las instalaciones de RTVM.

    A pesar de todo, Telemadrid no tardaría en optar por emitir también desde Navacerrada, gracias a que Televisión Española le hizo un "hueco" en su repetidor serrano (lo mismo haría, años más tarde, con Castilla-La Mancha TV), cosa que no harían nunca las cadenas privadas que llegarían en 1990 (que iniciarían sus emisiones sólo desde Torrespaña), fecha en que Retevisión se independizaría de TVE (y su privatización vendría a mediados de la década). Empezó a partir de ese momento un interminable proceso de "minado" del territorio madrileño (y algo parecido pasaría en muchas localidades de Castilla, pues La bola del mundo da servicio también a buena parte de estas regiones), que se fue llenando de pequeños repetidores de poca potencia, la mayoría de los cuales difundiría sólo la señal de Antena 3, Telecinco y Canal Plus (pues la de TVE o bien llegaba desde Torrespaña o bien lo hacía desde Navacerrada). Por ese motivo, en muchas de las localidades que se encuentran bajo cobertura de La bola del mundo, los tejados presentan dos antenas, una apuntando hacia el emisor de Navacerrada y otra hacia el repetidor municipal, pagado por el ayuntamiento o por la Comunidad para cubrir esa pequeña parte de la población que se queda fuera de la cobertura exigida a las cadenas privadas. A las cadenas públicas, en cambio, se les exige una cobertura algo mayor, lo cual explicaría por qué Televisión Española compartió con Telemadrid y Castilla-La Mancha TV sus instalaciones en Navacerrada, que no pasaron a manos de Retevisión (cosa que sí hicieron Torrespaña y otros muchos repetidores de la antigua red de Televisión Española), si bien su mantenimiento estaría subcontratado con ellos.

    ¿UN SEGUNDO PIRULÍ?

    El caso es que poco a poco se empezaron a escuchar voces que pedían la construcción de un nuevo centro emisor "principal" para la Comunidad de Madrid. Estas voces se basaban en el hecho de que Torrespaña se haya convertido en algo más importante de lo que inicialmente se previó (como decimos, en un principio sólo pretendía dar cobertura a Madrid sur) y de que su cobertura llegue con mucha dificultad a ciertas zonas de Madrid (municipio que además se halla en continua expansión) a causa de la orografía y de la baja cota en que se halla Torrespaña. Además, algunas voces afirmaban que es inaceptable que Madrid capital y buena parte de la Comunidad de Madrid dependan de un único emisor (pues Plaza de España y Plaza de Castilla se limitan a redifundir, en cascada, la señal que les llega desde Torrespaña).

    Precisamente, el incendio ocurrido en Torrespaña el 28 de julio de 2002 (que dejó a millones de madrileños sin televisión durante toda la tarde y que, de hecho, provocó interesantes fenómenos en la medición de las audiencias) avivó considerablemente esas voces. El PSOE madrileño y el propio Ruiz Gallardón, presidente de la Comunidad por aquel entonces, afirmaron que había llegado "el momento de que la capital cuente con una segunda torre de comunicaciones", pues Torrespaña se quedaba corta en cobertura y en altura. Aunque afirmaban que era pronto para hablar de ello, sugerían que el nuevo Pirulí podría emplazarse en la zona norte del municipio, que está situada a una cota mayor que la de las instalaciones de Retevisión en O'Donnell. 
     

    Más cobertura en una nueva 'supertorre'
     
    El progresivo crecimiento de Madrid hace inevitable la construcción de una nueva torre de telecomunicaciones capaz de prestar el nivel de calidad que permiten los avances tecnológicos y la total cobertura para servicios tales como la televisión a las zonas de la ciudad que todavía se encuentran en sombra, tal y como ocurre en algunos sectores del río Manzanares, el Barrio del Pilar y La Vaguada.
     
    Para paliar la falta de cobertura, Retevisión emplazó en su momento dos centros de repetición de señal en Plaza de Castilla y Plaza de España, una solución de urgencia que demuestra la existencia de áreas problemáticas en Madrid. Sin duda, Torrespaña hoy ya ha quedado corta de altura y cobertura. A esto se añade el auge inmobiliario en el suroeste de la capital (Móstoles, Alcorcón, Getafe y Leganés) y su progresivo alejamiento del centro neurálgico de la ciudad, que causa problemas de recepción de señal en muchas viviendas.
     
    Este imparable crecimiento de la capital, que también se produce hacia el Norte, hace que su perímetro se vaya abriendo día a día, lo que dificulta la recepción de una señal de calidad desde Torrespaña. Se hace necesaria la potenciación de una infraestructura de telecomunicaciones capaz de ofrecer un servicio de alta calidad y más contenidos a una población que crece día a día. Por ese motivo, el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos de Telecomunicación (Coitt) apuesta por la construcción de una nueva Torrespaña, más alta y con mayor cobertura. La ubicación más idónea de esta supertorre de telecomunicaciones tendría que ser consensuada entre expertos e ingenieros.
     
    Asimismo, cabe recordar el incendio que se produjo en el centro de transformación de energía de Torrespaña, un accidente que apoya la propuesta de la construcción de una nueva torre de telecomunicaciones en Madrid. Además de proporcionar mayor cobertura, su puesta en marcha evitaría que nuevas contingencias volvieran a provocar apagones televisivos, como el que sufrieron millones de madrileños durante varias horas en agosto de 2002.
     
    Es sabido que Torrespaña ya está emitiendo en digital, pero el anunciado apagón analógico aportará más valor si cabe a esa potenciación de cobertura de la señal. Por ello, la construcción de una supertorre, ubicada en una cota estratégicamente alta, que facilitará un acceso visual desde todas las antenas de los usuarios, garantizará el derecho que tienen los ciudadanos a recibir unos servicios de telecomunicación acordes con la calidad que ya proporcionan las nuevas tecnologías.

    Fuente del artículo anterior: Diario El Mundo
     

    En cualquier caso, Retevisión se mostró contraria a esta propuesta, y afirmó haber tomado medidas para garantizar un servicio desde Torrespaña a prueba de fallos. 

    No habrá un segundo 'Pirulí'
     
    Madrid no tendrá un segundo 'Pirulí', tal y como se barajó hace dos años tras un incendio que afectó a las emisiones y que dejó a la Comunidad de Madrid sin señal cerca de tres horas. Retevisión ha realizado reformas para que no haya otro apagón.
     
    Retevisión no construirá una nueva torre de comunicaciones similar a Torrespaña, también conocida como El Pirulí, tal y como se barajó el año 2002 después de un incendio que afectó a las instalaciones y cortó la emisión durante tres horas. Pocos días después de aquel incendio, que provocó también una gran humareda, el entonces presidente de la Comunidad de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, se mostró favorable a la construcción de una segunda torre de telecomunicaciones en la ciudad para evitar que la región se quedara sin señal de radio y televisión como sucedió en 2002.Alberto Ruiz-Gallardón dijo en aquella ocasión que el incendio, que provocó un corte de emisiones de tres horas, ponía de manifiesto que Madrid tenía una carencia en cuanto a la distribución de señales de radio y televisión. En aquella ocasión, el presidente llegó incluso a señalar la zona norte de la ciudad como posible ubicación de un futuro nuevo pirulí y añadió: «Cuando los técnicos de Retevisión realicen los pertinentes estudios, podremos ubicar en un lugar concreto la nueva construcción», y agregó que la compañía había iniciado los estudios previos para llevar adelante la obra.Ruiz-Gallardón pidió en aquella ocasión al Gobierno central y al Ayuntamiento que colaboraran para construir este nuevo complejo de comunicaciones que vendría a resolver también la saturación de Torrespaña.
     
    Fuentes de Retevisión confirmaron ayer que la empresa no se ha planteado hacer una nueva torre de telecomunicaciones pues considera suficiente la actual Torrespaña. El coste de una instalación de este tipo supondría hoy una inversión superior a los 18 millones de euros, según expertos del sector. El coste se refiere sólo a la obra civil. La infraestructura de las señales podría costar otros diez millones de euros más.
     
    Retevisión insiste en que no se necesita una segunda torre de comunicaciones y pone como ejemplo que ninguna de las grandes ciudades del mundo la tiene.Por otra parte, fuentes del Ministerio de Ciencia y Tecnología confirmaron que actualmente se ha desestimado la construcción de una nueva infraestructura de este tipo.
     
    Sin embargo, después del incidente que se produjo hace dos años el ministerio abrió un expediente, intensificó las inspecciones y exigió a Retevisión que duplicara los sistemas de seguridad y de control.Las mismas fuentes indicaron que Retevisión puso en marcha tres tipos de medidas para evitar que se produjera un incidente similar.Por una parte, se sectorializaron por plantas los sistemas eléctricos para evitar que una caída de la energía en la red tuviera repercusión en toda la torre y sus comunicaciones.
     
    Igualmente, se dividieron los sistemas de incendios para que cualquier incidente tuviera una rápida respuesta y se duplicaron los sistemas de seguridad. Hay un nuevo sistema remoto con personal especializado que está situado fuera de la torre, como se aconsejó tras el citado incendio.
     
    El Ministerio de Ciencia y Tecnología ha realizado desde entonces tres inspecciones. Las últimas se han hecho en mayo y en octubre de 2003 y se ha comprobado que se han tomado las medidas para que una caída de la red no suponga un apagón en las emisiones de radio y televisión, según indicaron fuentes del citado ministerio. 

    Fuente del artículo anterior: Diario El Mundo


    EN CUALQUIER CASO

    En cualquier caso, el problema de la insuficiente cobertura por parte de Torrespaña sigue ahí...  Para poder recibir la señal de Torrespaña correctamente incluso en municipios muy cercanos a Madrid, como Las Rozas (en donde sí existe un pequeño repetidor construido a finales de los 90 -Molino de la Hoz-, pero que da servicio sólo a una pequeña parte del municipio y que sólo transporta la señal analógica -algo interferida por otros repetidores cercanos, por lo que la imagen se llena de olas- de A3, T5 y Cuatro, nada de laSexta ni de las cadenas locales), se llegan a hacer necesarias instalaciones como las de esta galería de fotografías (en algunas de las cuales se puede ver una antena -la más alta- orientada a Torrespaña y otra -más baja- orientada a Navacerrada). Con la TDT la situación mejora un poco, dado que todas las cadenas nacionales y autonómicas están emitiendo desde todos los pequeños repetidores y puesto que desaparecen los problemas de interferencias al ser emisiones digitales, pero nuevamente la mayoría de las cadenas locales digitales lo hacen sólo desde Madrid capital. Y por otro lado, amén de (como comentaba más arriba) el gasto innecesario y el cúmulo de riesgos que supone tener semejante red de pequeños repetidores, con ellos desaparece en muchos casos la posibilidad de ver la TDT con una simple antena de cuernos, cosa que probablemente sí sería posible si emitiera desde Navacerrada.



    Let Google translate this web

    Jacobo de Pedro Fernández
    mazochungo(a)yahoo.com
    jacobo_depedro(a)yahoo.com